¿Por qué instalar un cierrapuertas en tu negocio?

Existen diferentes herrajes para puertas, y según el caso puedes hacer uso de algunos u omitir otros. Hoy queremos hablarte sobre la importancia y beneficios de tener un cierrapuertas instalado en tu negocio.

El cierrapuertas es un dispositivo mecanizado que permite controlar el movimiento de cierre, también conocido como brazo hidráulico.

El uso de este herraje lo podemos ver en su mayoría para puertas de cocina, como en el caso de restaurantes, debido a que mantiene el acceso cerrado y por lo tanto los olores no se pasan a otras áreas. Los brazos hidráulicos se encargan de cerrar la puerta por sí solas, es decir, al pasar, abres la puerta con normalidad, pero no tienes que preocuparte por cerrarla ya que el dispositivo lo hace por ti de manera suave y regulada evitando portazos, daños al marco o a la misma puerta, de igual manera esto proporciona seguridad a los usuarios al momento de pasar por cada entrada o salida.

Existe una gran variedad de cierrapuertas, sin embargo, hay que cerciorarse de que el modelo que se adquiera sea el adecuado para el material y peso de la puerta, con estos datos un asesor JAKO podrá darte las opciones que se acomoden a tus necesidades. De igual manera hay modelos a los cuales puedes ajustarles la velocidad de cierre según tu preferencia.

Otra aplicación de este dispositivo, es sin duda en las oficinas, puesto que mantener la puerta cerrada permite reducir a la larga el uso de los aires acondicionados y por lo tanto ahorro de energía, pues el asegurarse de que la puerta siempre esté cerrada, permite que el aire frío se conserve por más tiempo en las instalaciones y a la larga esto genera en un ahorro para la empresa; de igual manera, se utiliza para aislar el ruido exterior generando un ambiente de tranquilidad para quienes trabajan dentro de las instalaciones.

Si deseas un dispositivo más discreto y que no afecte la decoración de tus espacios, puedes adquirir un cierrtapuertas oculto, este cumple exactamente la misma función que los expuestos, la única diferencia es que es mucho más discreta que la convencional (Puedes ver este modelo al hacer clic aquí).

La instalación de un brazo hidráulico es muy simple, porque no es necesario desmontar la puerta (como sería en el caso de utilizar un pivote), la pieza se instala directamente en el marco (o en la pared) y la puerta.

A continuación te compartimos un video de instalación para que veas lo fácil que es colocarlo ¡TÚ MISMO! Cabe mencionar que primero debes asegurarte que la puerta este bien nivelada y que no roce con el marco para permitir al brazo hidráulico hacer su función correctamente.

Recuerda que para recibir más novedades del mundo de los herrajes, ideas y tendencias puedes inscribirte a este blog mediante el formulario que se encuentra en la barra derecha de la página para leer más contenido cada semana.

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial